7 de agosto de 2017 | Por Corresponsal

Los trabajadores del INTI vuelven al paro

Los trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) realizarán el martes un nuevo paro de 24 horas en reclamo de un pliego presentado a las autoridades en marzo y que ha sido desoído. Este pide el descongelamiento de la carrera laboral científico técnica, el inmediato pase a planta permanente y un incremento salarial del 18% sobre la paritaria de 20% en tres cuotas firmada por UPCN.
 
A su vez, brindarán una conferencia de prensa a las 11.30 en la sede central Parque Tecnológico Miguelete (PTM) ubicado en Av. Gral. Paz 5445, en donde van a denunciar la grave situación que atraviesa la Institución. A dicho acto están convocados medios de prensa, personalidades, comisiones sindicales y políticos, con el objetivo de dar a conocer la fuerte crisis institucional.
 
La situación tiene como protagonista al ingeniero Javier Ibañez, presidente del INTI, quien dispone de los millonarios fondos públicos de manera discrecional. Para cumplir sus objetivos, ha intervenido los departamentos del Instituto que se encargan de planificar y controlar a las empresas que realizan obras dentro del PTM. Los profesionales de estas áreas son desplazados y se asignan sus tareas a un grupo paralelo que tiene la función de "hacer la vista gorda" en lo que se refiere a los controles estipulados por norma. Este sistema le garantiza a las autoridades el libre manejo del presupuesto y la garantía de contratar a las empresas por ellos recomendadas. Disponen así de un mecanismo aceitado para dirigir los fondos públicos a su criterio, violando los controles establecidos en el sector público.
 
La intervención es ejecutada por “asesores” contratados por la actual gestión macrista, con sueldos que triplican el ingreso promedio de los trabajadores del Instituto, pasando por encima de la carrera laboral y el convenio colectivo.
 
Mientras dirigen el dinero público en obras sin control, no realizan la inversión necesaria en seguridad e higiene. Esta desidia se consumó durante el incendio de un laboratorio del Centro de Desarrollo e Investigación INTI- Procesos Superficiales (edificio 46) ocurrido el pasado 24 de julio, hecho que las autoridades trataron de mantener en el silencio debido a su responsabilidad en la ruinosa situación en que se encontraba el edificio. Sólo por una casualidad el fuego no se propagó a todo el edificio, que tenía las alarmas contra incendio fuera de servicio por falta de mantenimiento. Situación de extremo peligro que no limitó a las autoridades en exigir a los trabajadores del sector que vuelvan a sus puestos de trabajo sin ninguna garantía para su salud. 
 
En este cuadro, la persecución a los delegados gremiales es brutal. A la censura de los canales de comunicación de la Junta Interna y del Cuerpo de Delegados de ATE, en los últimos días se ha sumado el descuento de los días de paro, mediante una falsificación de identidad que llevó adelante el gerente de Recursos Humanos, Ernesto Luna, quien decidió cometer un delito para poder proceder al descuento y de esa forma aleccionar a los delegados sindicales.
 
La precarización laboral es alarmante. La actual gestión ingresó al Instituto en diciembre de 2015 con un 80% de personal precarizado bajo la modalidad de Ley de Contrato de Trabajo (LCT) y becas. Han profundizado ese cuadro. Han avanzado en el ingreso de personal como monotribustistas, por fuera del convenio, y les niegan la efectivización a los becarios que realizan el mismo trabajo que los que están bajo la modalidad LCT pero cobran la mitad o menos del salario, encontrándose por debajo de la línea de la pobreza.
Tags: inti, noticiero-obrero

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero