5 de febrero de 2017 | Por Silvia Jayo

Petroleros de Chubut y Santa Cruz paralizaron YPF

Contra la flexibilización laboral “Vaca Muerta”

El 2 de febrero, los obreros petroleros del norte de Santa Cruz paralizaron yacimientos, oficinas y playas de tanque exclusivamente de YPF, contra la amenaza de modificaciones al convenio, similares a la firmada para Neuquén. Estas modificaciones llevan a la reducción salarial, sobre todo por cambio de diagramas de trabajo, dado que quitan el pago de horas de espera y reducen el pago de las horas de viaje.

La convocatoria a las medidas del Sindicato del Petróleo y del Gas Privado de Santa Cruz fue realizada por mensajes a los delegados y no abarcó a las empresas contratistas, a pesar de los despidos, como es el caso de SP, que ni siquiera pagó las indemnizaciones y donde sus trabajadores mantienen un acampe desde hace 19 días, en las instalaciones de Comodoro Rivadavia.

Además informaron que YPF otorgó un contrato de servicios petroleros (tercerización) a la empresa AESA, permitiendo que coloque a sus obreros bajo el convenio de la construcción, en lugar del de petroleros.

Este informe electrónico sindical ordenado por el kirchnerista Claudio Vidal -secretario general del sindicato- incluyó los planteos de los monopolios petroleros que están haciendo, en las reuniones con el gobierno nacional, Mario Das Neves (gobernador de Chubut) y Jorge Ávila, secretario general del sindicato homónimo de Chubut.

En esta llamada “Mesa de Energía” los voceros de Pan American Energy (PAE), operadora de Cerro Dragón, manifestaron que “continúa con un excedente en operaciones” y por ello propone un cambio en el diagrama de trabajo que significa un 22% de reducción salarial para toda la dotación, mientras que la operadora china Sinopec, a pesar de que se comprometió a “mantener las inversiones”, que en la jerga capitalista significa solamente no despedir, propone un diagrama con 7 días de suspensiones al mes, para servicios de torre (perforación).

Frente a semejante embestida, Vidal, en lugar de convocar a asamblea para decidir acciones de todo el sindicato, adopta el “modus operandi” empresarial e indica a los delegados que informarán las novedades.

Es más, en los lugares donde los delegados han organizado una lucha, con los métodos de asamblea en lugares de trabajo e independencia de la patronal, como fue en 2016 la ocupación de yacimientos por los obreros de San Antonio Internacional, o en 2017 la huelga de los obreros de Oil, acciona abiertamente para derrotar a los trabajadores y sacarse de encima a estos delegados, con los mismo métodos de las empresas.

Por eso existe, entre los “viejos” (obreros petroleros), una cada vez más extendida comprensión de que con la burocracia sindical sólo les esperan entregas y derrota y comienzan a ver con simpatía las agrupaciones independientes que se van organizando.

Por otro lado, en Chubut, el sindicato homónimo, con el también, kirchnerista Jorge Ávila a la cabeza, no llamó a medidas de ningún tipo. Sus manifestaciones públicas se concentran en el aumento del precio del crudo y del gas para las petroleras.

Ya ha demostrado que ni el sostenimiento del precio en boca de pozo ni la flexibilidad laboral impiden los despidos.

Más que nunca es necesaria la convocatoria a asamblea general de los sindicatos de Santa Cruz y Chubut, para organizar la huelga conjunta y así, lograr la reincorporación de los despedidos, no permitir ningún despido más, ninguna rebaja salarial ni modificación del convenio.

 

 

Tags: santa-cruz, chubut, noticiero-obrero, obreros-del-petróleo, se-chubut, se-santa-cruz

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero