14 de abril de 2018 | Por Corresponsal del Subte

Subte: Para derrotar la provocación de la patronal y la UTA necesitamos un plan de acción  

El plenario de delegados de la AGTSyP consideró lo que, bajo la forma de una propuesta salarial, es una provocación a los trabajadores del subte y su sindicato. Se trata del acuerdo canallesco, firmado  por Metrovías y la UTA, de un aumento salarial de 15% en tres cuotas, lo que anualizado significa un 9.48%. Esto el mismo día que los medios anuncian que el gobierno reconoce que la inflación de 2018 no bajará de un 20,5 %. Para completar la provocación, el acta incluye un descuento del 1% a todos los trabajadores para las arcas de la UTA, gremio despreciado por la gran masa del subte, pero que retiene la personería gremial por un acto de bandidaje político de la Corte macrista y el siniestro ministro Triaca. Como se ve, se trata de un verdadero operativo de socavamiento de la histórica organización de lucha, que modificó las relaciones de fuerza con la  patronal en el subte irradió al conjunto del movimiento obrero.

A la hora de resolver con qué medidas se rechazaría esta ofensiva, los delegados de la Agrupación Naranja propusieron comenzar un plan de lucha con un paro de 24 horas y movilización y someter la decisión a las asambleas de sector para que vote la base, en línea con el reclamo de varios sectores que alcanzaron a deliberar antes del plenario y del ánimo general de bronca en los trabajadores.

La conducción yaskista, en cambio, propuso un plan prolongado de medidas de baja intensidad: apertura de molinetes y paros rotativos, de dos horas por línea, día por medio. Acompañado esto por una cerrada negativa a bajar el debate a las asambleas de sector. Fue la moción que ser impuso en el cuerpo de delegados. Su fundamentación fue que no estarían dadas las condiciones en la base para una lucha fuerte, que se trata de un enfrentamiento muy directo con el gobierno y que conviene ganar apoyo de la población con medidas moderadas. Un conservadorismo en consonancia, claro está, con la postura del llamado “frente antimacrista” de gremios kirchnerianos y moyanistas, de no impulsar  - ni apoyar -  acciones directas de lucha de clases y dedicarse a armar la dudosa coalición peronista que enfrentaría a Macri en el 2019.

La Agrupación Naranja abrirá el debate en la base a favor de la profundización urgente  de las medidas adoptadas, con asambleas y pronunciamientos, como condición para romper el techo salarial oficial, por un aumento salarial acorde con la fuerte pérdida salarial en curso y frenar la ofensiva contra la AGTSyP, por la recuperación de su personería arrebatada y el desplazamiento definitivo de la UTA usurpadora del subte

______________________________________________________________________________

Bordó - Violeta: Frente antimacrista "con democracia"

La fortísima ofensiva de la patronal, el gobierno y la UTA contra la AGTSyP solamente puede ser frenada por una respuesta vigorosa en el terreno de la acciòn directa. Ha provocado (ver nota), un sentimiento de repudio y rebelión en la base y varios sectores adelantaron una posición de plan de lucha arrancando con una paro de 24 hs. Esa fue la propuesta de La Naraja. El frente Bordó Violeta (PTS y kirchneristas disidentes), en cambio, compartió la posiciòn del K-pianelismo, de que "la situación no da" y que para preservar a la AGTSyP de ataques más fuertes hay que tomar medidas de “baja intensidad”. Su única objeción, de forma, a la postura de la conducción fue que el debate debía llevarse a la base. 
Una subodinaciòn a la política del "frente anti macrista" sobre la base de prejuicios fuertemente electoralistas.

 

Tags: noticiero-obrero, subte, UTA

Compartir

Comentarios

@2018 - Prensa Obrera