17 de junio de 2017 | Por Nadya Ortiz Gazzo

SUTE: triunfazo docente antiburocrático en Mendoza

La oposición antiburocrática docente recupero el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTE). El nivel de participación fue histórico, más de 15 mil docentes fueron a votar, es decir un 60% del padrón.
 
El Frente de Unidad por la Recuperación del Sute (Lista Marrón, Tribuna Docente, Lista Verde – CCC, Índigo – PSTU y la 9 de Abril del PTS) se impuso en toda la provincia por el estrecho margen de 92 votos, totalizando un 36% de los sufragios. Retuvo plebiscitariamente la seccional Godoy Cruz y conquistó las seccionales de Ciudad de Mendoza, Guaymallén, Tunuyán, Luján y Las Heras. Un gran triunfo de la docencia antiburocrática que marca la quiebra de los aparatos, las prebendas y privilegios con los que la burocracia intenta comprar voluntades.
 
La Celeste del histórico Gustavo Maure quedó tercera, con 6 seccionales menores, con excepción de Maipú. La Azul Naranja, un desprendimiento camporista de la Celeste, quedó segunda y también con 6 seccionales.
 
Sin lugar a dudas, se trata de un cimbronazo del mapa político de la provincia.
 
El gran derrotado
 
El gran derrotado en la elección docente fue el gobernador Alfredo Cornejo (UCR-Cambiemos) y su política de “Item aula”.
 
Cornejo fue a fondo con su política de techos salariales, doble presentimo en forma de “item aula” y la regimentación de las asambleas y actividad sindical. Su política pro capitalista que se manifiesta como un intento de convertir a la educación en un negocio-empresa, como lo vemos en la formación de directivos con “perfil de gerentes”, fue aplicada de forma brutal. Esta situación dejó al descubierto la impotencia de la burocracia kichnerista, frente a un gobierno que “no negocia con sindicatos”, pero centralmente la incapacidad de esta dirección para preparar la resistencia al ajuste y por lo tanto la desprotección de la docencia.
 
Cornejo no escuchó las recomendaciones del diario La Nación a María Eugenia Vidal: el diario de los Mitre festejaba la decisión de la gobernadora bonaerense de aplastar la huelga de los docentes bonaerenses, pero al mismo tiempo le advertía que no aplastara a la conducción Celeste, pues podía allanarle el terreno a la Multicolor que encabezaba Romina del Pla. Precisamente esto ocurrió en Mendoza.
 
El gobierno pensó que dividiendo y cooptando un sector de la directiva de ATE terminaba con la rebeldía de los trabajadores estatales de Mendoza, ahora no sólo tiene una oposición rebelde en los hospitales y reparticiones públicas sino que el gremio docente se pasa al campo de los luchadores.
 
Se ha creado un nuevo escenario para enfrentar el ajuste y los techos salariales, los plenarios de delegados de base serán una poderosa herramienta en el salto de calidad que se anuncia entre los estatales mendocinos.
 
Una dirección a prueba
 
La nueva dirección deberá enfrentar el aparato estatal dominado de cabo a rabo por Cambiemos, que utiliza la Secretaría de Trabajo para cubrir a las burocracias amigas y perseguir a los delegados y dirigentes opositores, como es muy evidente en ATE. Jaime Correa, titular de la Dirección General de Escuelas declaró que “la izquierda no representa a los docentes” en alusión al triunfo del FURS, cuestionando la legitimidad de la nueva dirección por el ajustado triunfo y el nivel de participación.
 
También tendrá que lidiar con las fracciones burocráticas que quedaron fuertemente golpeadas pero controlan la mayoría de las seccionales. Este nuevo escenario plantea la posibilidad de una reunificación de la Celeste. La Azul Naranja no reconoce la derrota y ha lanzado una campaña de desprestigio contra la nueva dirección aludiendo a un supuesto fraude.
 
Al FURS se le plantea la necesidad de reforzar la táctica del frente único, afiliando masivamente y movilizando la base del gremio para hacer valer la voluntad y sobre todo las necesidades de la docencia. Frente a un cuadro de dispersión de la estructura gremial y un estatuto burocrático, que establece mecanismos intrincados de asambleas de escuela, departamentales y provinciales indirectas. El triunfo del FURS debe ser asegurado con la asamblea general de afiliados y los plenarios provinciales de delegados de escuela, para evitar las maniobras de la burocracia.
 
Tribuna Docente, desde las importantes posiciones de la directiva provincial y la secretaría general de del SUTE Las Heras, y de la secretaría de Lujan de Cuyo, está comprometida a fondo con la derrota de la política de ajuste de Cornejo y por lo tanto por el éxito de la nueva conducción gremial. ¡Adelante!
 
 
 
Tags: SUTE, Mendoza, docentes, se-mendoza

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero