14 de noviembre de 2017 | Por Belén (Matanza)

Macri inaugura un Polo Tecnológico precarizador en la Universidad de La Matanza

Escoltado por Gendarmería, el presidente celebró la creación de un Centro de Desarrollo donde los estudiantes harán de mano obra flexibilizada para las empresas.
El presidente Mauricio Macri se hizo presente ayer en la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) para la inauguración del Centro de Desarrollo e Investigaciones Tecnológicas, en compañía del actual ministro de Educación y ex decano de Derecho de la UNLaM, Alejandro Finocchiaro (enemigo declarado de la lucha docente) y el rector Daniel Martínez, denunciado por utilizar el espacio público de la universidad para desarrollar negocios familiares (como el call center de su cuñado Víctor Riera, quién despidió a 70 trabajadores y  tuvo que reincorporarlos gracias a la organización de los estudiantes).
 
La visita habilitó la presencia de, por lo menos, dos móviles de Gendarmería dentro de las instalaciones de la universidad –la presencia del aparato represivo dentro de la UNLaM no es novedad, si se tiene en cuenta que allí se han formado numerosos efectivos de la Policía Local.
 
El desarrollo del “Polo Tecnológico de la UNLaM (cuyo edificio está en proceso de edificación lindante al Rectorado) (…) contempla la radicación de 20 firmas de la industria del software para la contratación de 500 estudiantes en un edificio de 4.200 metros cuadrados con laboratorios de informática” (el1digital, 30/11/2015).  El emprendimiento confluye así con uno de los principales fines de la reforma antieducativa del macrismo, que es colocar a los estudiantes como mano de obra precarizada para las empresas.
 
Luego de ingresar escoltado por los integrantes de la fuerza responsable de la muerte de Santiago Maldonado, Macri sostuvo en su discurso que “la creación de empleo es lo que debe reunir a todos porque es la única forma de reducir la pobreza”. Luego de cientos de miles de despidos bajo los dos años de gobierno, y con una pobreza del orden del 30%, el gobierno presenta ahora la liquidación de los derechos laborales contenida en las reformas educativa y laboral (acordadas con la burocracia sindical y los gobernadores) como una plataforma para crear trabajo –algo desmentido por la historia: el arrasamiento de conquistas en los ’90 se combinó con una desocupación record.
 
El acto de inauguración muestra la aceptación, por parte de las autoridades y del municipio de la intendente kirchnerista Verónica Magario, del recorte que Macri planea para las universidades públicas –la contraparte de estos “desarrollos tecnológicos” al servicio de las empresas.
 
La reforma antieducativa del gobierno ya ha dado muestras de una importante oposición por parte de estudiantes y docentes (cuyas conquistas están en la mira), como el estudiantazo en la Ciudad de Buenos Aires en septiembre y un destacado rechazo a los Operativos Enseñar y Aprender.
 
La organización de todos los estudiantes es una pieza fundamental en la lucha contra las reformas del gobierno, que cuentan en la UNLaM con la complicidad del Rectorado, del Centro de Estudiantes “Liga Federal Universitaria” y del municipio de Verónica Magario. Desde La Comuna-UJS-Partido Obrero llamamos a todos los estudiantes a poner en pie asambleas y espacios de debate para quebrar la reforma antieducativa.
Tags: reforma-educativa, unlam

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero