6 de diciembre de 2017 | Por Juan Winograd, Consejero Superior de la UBA

Un socio del ajuste de Macri en la UBA: Barbieri reelecto

Preparemos la respuesta a la reforma educativa.

El lunes 4 de diciembre, en un teatro de La Boca y en medio de un operativo policial grotesco –que incluyó el cierre de un hospital y una escuela–, Alberto Barbieri fue consagrado para un nuevo mandato como rector de la UBA, con 179 votos sobre 236 asambleístas.

La prensa oficialista se encargó de resaltar el supuesto carácter mayoritario de Barbieri, omitiendo la hiper-representación que los estatutos universitarios otorgan a los profesores regulares, quienes constituyen apenas el 2% del total del plantel docente. La Nación buscó señalar un supuesto carácter de “debate democrático”, omitiendo que para entrar a la Asamblea Universitaria había que atravesar un vallado policial y que el único punto del temario era la elección de rector. Entre los consejeros estudiantiles, Barbieri recogió el voto de Franja Morada, el MNR (socialistas), la UES (peronistas) y del MLI (independientes).

Nuestra intervención puso en evidencia el carácter antidemocrático de una asamblea dominada por camarillas privatistas. Dentro de la asamblea, con las intervenciones de nuestro consejero superior, Juan Winograd, y de nuestra consejera graduada, Lucía Maffey; afuera, en el acto conjunto que realizamos la Federación Universitaria de Buenos Aires (Fuba) y la Asociación Gremial Docente (AGD), donde se denunció el pacto Macri-Barbieri para avanzar en la reforma antieducativa.

El bloque kirchnerista llegó la Asamblea Universitaria en crisis. Frente a la denuncia de la UJS y la Naranja docente, bajaron la candidatura de Víctor Ramos, lobbysta de las mineras y fotografiado con Videla, y postularon en su lugar a Juan Pablo Paz, un kirchnerista proveniente del PC. Se esforzaron, sin embargo, en dar cuenta de su compromiso con el régimen de camarillas. El decano de Exactas se ofreció para firmar el acta de la reelección de Barbieri y el consejero estudiantil de La Cámpora explicó que ellos venían a participar de la elección de rector porque  son “responsables”. Toda una declaración de "principios". Por su parte, La Mella insistió hasta último momento en sellar una alianza con el bloque de decanos que fueron a la asamblea a convalidar el triunfo de Barbieri.

La reelección de Barbieri viene a profundizar el ajuste en una universidad que ya funciona con 10 mil docentes ad honorem, un hospital histórico, el Clínicas severamente golpeado y un financiamiento atado a empresas como Monsanto y Barrick Gold. El Plan Maestro que Macri acordó con los rectores implica un desguace de la UBA al equiparar sus carreras a las privadas, reduciendo el grado para incorporar pasantías gratuitas para estudiantes y pasar contenidos formativos a los posgrados arancelados. Para esta política Barbieri, ex candidato a ministro de Scioli, reunió el apoyo de Franja Morada y Cambiemos.

Defendamos la FUBA para derrotar la reforma

Los votos que recibió Barbieri en la Asamblea Universitaria no son ninguna garantía para la imposición de las reformas privatistas. Primero el rectorado deberá derrotar al movimiento estudiantil y docente, que todavía no ha dicho no ha dicho su última palabra. Esto lo sabe mejor que nadie el propio rectorado, y por eso su objetivo es desplazar a la conducción de izquierda de la Fuba y transformarla en un apéndice de las camarillas universitarias y del Gobierno. Para ello, cuenta con la cooptación del MLI de Ingeniería, que dio otra muestra de su integración con el voto a Barbieri. Para convocar a un Congreso de la FUBA, Franja Morada-Nuevo Espacio aún tiene que reunir quórum y, además, armar una lista para ganar. Alertamos frente a la posibilidad de que La Campora, en función de su "responsabilidad" (compromisos) con el régimen universitario, negocie la entrega de la FUBA a Franja Morada.

La UJS y el Partido Obrero, en la conducción de la Fuba, abordaremos el inicio de clases (y de los cursos de verano) con una gran campaña para explicar el alcance de reforma de Macri y el rectorado y la necesidad de desarrollar una vigorosa respuesta del movimiento estudiantil y docente.

En ese terreno se dirimirá la dirección de la Fuba y se pondrá en juego la capacidad del gobierno y las camarillas de imponer su agenda.

Tags: uba, barbieri, reforma-educativa, asamblea-universitaria, agd-uba

Compartir

Comentarios

@2017 - Partido Obrero